Claves para la transformación digital del sector financiero dominicano

Las entidades bancarias de la República Dominicana deben adaptarse a las exigencias de una sociedad cada vez más tecnológica, a lo que debemos añadir la situación sanitaria que ha obligado a pisar el acelerador de la transformación digital. Analizamos los aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de afrontar esta realidad.

En estos días, ciudadanos y empresas han sido más conscientes que nunca de la necesidad de disponer de herramientas tecnológicas que les facilitasen tareas que antes estaban acostumbrados a hacer de la manera tradicional. Un claro ejemplo de ello son las operaciones bancarias, ante el cierre de sucursales y las restricciones de movilidad impuestas.

Es por ello que, tanto los bancos como sus clientes han prestado especial atención a todos los servicios digitales de los que se podía sacar provecho. De aquí en adelante analizaremos los factores clave de la situación del sector financiero dominicano, centrándonos en su digitalización y en cómo puede contribuir la firma digital a la misma. 

Estructura del sector financiero en República Dominicana

En diciembre de 2019, el sector financiero de la República Dominicana estaba conformado por 124 entidades, dando trabajo a 42.767 personas, según datos de la Superintendencia de Bancos de República Dominicana. Estas entidades se distribuyen de la siguiente manera:

  • 50 entidades de intermediación financiera.
  • 42 entidades de intermediación cambiaria.
  • 32 intermediarios cambiarios.

Atendiendo a la tipología de las entidades financieras, estas pueden ser:

  • Públicas.
  • Privadas.
    • Accionariales: bancos, instituciones de crédito múltiple, cajas de ahorro y crédito y sociedades de crédito.
    • No accionariales; asociaciones de ahorro y crédito, cooperativas de ahorro y crédito dedicadas a la intermediación financiera.

Una figura clave a destacar en este ámbito es el de los subagentes bancarios, que son personas físicas o jurídicas contratadas por intermediarios financieros para realizar operaciones permitidas en su nombre.

Estos representan un nuevo canal de distribución de productos y servicios financieros en el caso de pequeñas empresas. También han tenido un gran impacto en la inclusión financiera de las personas de bajos ingresos y de la población no bancarizada.

¿Cómo se articula legalmente?

La Administración monetaria y financiera del país está compuesta por:

  • El Banco Central.
  • La Superintendencia de Bancos.
  • La Junta Monetaria, que es el órgano superior de ambas entidades.

La Administración monetaria y financiera tiene autonomía funcional, organizativa y presupuestaria para el cumplimiento de las funciones previstas en la Ley No 183-02 de 21 de noviembre de 2002, que aprueba la Ley Monetaria y Financiera.

Transformación digital del sector financiero dominicano

Claves de la transformación digital financiera dominicana

La digitalización bancaria en Latinoamérica

Para conocer la situación de la transformación digital financiera en toda Latinoamérica, prestaremos atención al informe sobre tendencias de la banca digital comisionada por Mastercard y realizada por Americas Market Intelligence. Según este, el 55% de los consumidores dispone de cuenta bancaria y más de la mitad de estos realizan transacciones en línea.

Además, este estudio identifica una serie de tendencias y buenas prácticas de cara al futuro del sector, que son:

  • Adaptación a las preferencias digitales de los consumidores, lo que se traduce en un acceso eficiente, potenciado e instantáneo a sus servicios.
  • Cuentas bancarias 100% digitales y que no presenten dificultades para acceder a las mismas.
  • Afianzar la confianza de los usuarios en sus servicios.
  • Emplear un único canal para realizar las operaciones, simplificando así la interacción.
  • Comunicación y atención al cliente personalizada a través de aplicaciones de inteligencia artificial, como los chatbots.
  • Interfaz simple para hacer la experiencia más ágil.
  • Expansión más allá de las operaciones bancarias, como la interacción directa con su público mediante canales de comunicación digitales.

¿En qué situación se encuentra la República Dominicana?

En el caso concreto de la República Dominicana, en los últimos tiempos se observa una tendencia creciente al uso de herramientas de banca digital. De hecho, en enero de 2020 se observó un aumento de los pagos realizados por internet de un 29% respecto al mismo mes de 2019. En cuanto a los pagos telefónicos, estos subieron un 21% en el mismo período de tiempo.

También podemos observar el caso del Banco Popular, donde el 79% de las transacciones realizadas en 2019 fueron digitales.

Según el Banco Central de la República Dominicana, en enero de 2020 había más de 4.7 millones de usuarios de internet banking y 1.1 millones de usuarios de pagos móviles.

Prestando atención a los principales obstáculos para esta evolución digital, el estudio de la Asociación de Bancos Comerciales de la República Dominicana (ABA), “Desarrollo de la Banca Digital en República Dominicana y sus Perspectivas”, identifica las siguientes:

  • Lagunas y deficiencias de conectividad, por el difícil acceso a internet en algunas regiones y en algunos sectores de la población. Falta de calidad y cobertura necesaria de los datos móviles.
  • Bajos niveles de educación financiera en grandes segmentos de la población.
  • Miedo a la tecnología.
  • Preferencia del uso de dinero en efectivo, por considerarlo más “seguro” y porque así, los negocios informales pueden evadir más fácilmente el pago de impuestos.

¿Qué aporta la firma digital a la transformación digital del sector financiero dominicano?

Las soluciones de firma electrónica pueden contribuir en gran medida a este crecimiento digital del sector financiero de la República Dominicana. Anteriormente, a la hora de analizar las tendencias del sector, hemos visto como el incremento de la agilidad en las operaciones y de la confianza por parte de los usuarios de la banca digital se hacen imprescindibles para su éxito.

Estos son dos puntos especialmente significativos, puesto que hacen referencia a dos de las cualidades más fuertes de la firma digital, como son el poder hacer más sencillos y fluidos los trámites, así como que estos vayan acompañados de una robusta protección frente a acciones delictivas, todo ello cumpliéndose las exigencias que marca la ley del país.

De hecho, para dar un impulso a las entidades bancarias dentro de su transformación digital, hemos implementado soluciones de firma electrónica en algunos de los bancos más relevantes del país. Muestra de ello es el caso de Banreservas, donde habilitamos una plataforma para la gestión de trámites en línea, así como para los procesos internos del banco.

Por otra parte, también desarrollamos una solución para el Banco Itaú, uno de los líderes de la región, mediante la cual particulares y empresas pueden autenticar la firma electrónica mediante el uso de certificados electrónicos. 

Esto es sólo una muestra de las prestaciones que ofrece la firma electrónica a este entorno. Si quieres conocer si tu empresa se ajusta a las claves de la digitalización financiera en la República Dominicana, te animamos a descargar nuestra checklist y comprobar en ella si cumples con el mayor número de puntos posibles.

¿Necesitas firma electrónica para tu empresa?

Viafirma, líder en latinoamérica de soluciones de firma digital y firma electrónica

Reserva cita

Contacta con nosotros