La firma digital de contratos en 2020

Firmar electrónicamente es un recurso de alto valor para formalizar todo tipo de contratos. Una alternativa que ha ganado aún más prestigio con la situación tan particular que estamos viviendo este 2020. ¿Cuál está siendo su papel en esta coyuntura? Respondemos a esta cuestión tras un análisis de la misma.

¿Cómo ha influido la situación actual en la firma de contratos?

Es evidente que la situación sanitaria actual ha influido de manera muy importante sobre las relaciones laborales en la República Dominicana. Tan ha sido así que, con la declaración del estado de emergencia muchas empresas han tenido que cerrar sus puertas o reducir su actividad, con lo que les ha sido muy difícil mantener las prestaciones salariales de sus empleados.

Para mitigar estos efectos negativos, un número importante ha optado por la suspensión del contrato, una figura recogida en el Código de Trabajo de la República Dominicana, que según el Tribunal Constitucional “tiene como finalidad evitar una ruptura definitiva que con motivo de una justa causa impida temporalmente continuar con su cumplimiento, sin que se vea afectada la subsistencia de dicho contrato.” Es decir, se trata de una medida de protección del trabajador para que éste no pierda su puesto de trabajo.

Además, por parte del Gobierno dominicano se han tomado medidas para facilitar a las empresas su tránsito por esta situación de emergencia. Muestra de ello es la Resolución No. 007/2020 de fecha 18 de marzo del año 2020, emitida por el Ministerio de Trabajo en la cual se recomienda a las empresas que permanezcan abiertas durante el estado de emergencia que tomen medidas en favor de la flexibilidad laboral, destacando entre ellas la implementación del teletrabajo.

Cifras para la recuperación de la actividad empresarial

A pesar de estas cifras, se van mostrando claros signos que nos llevan a ser optimistas en lo que a la recuperación económica y laboral de la República Dominicana se refiere. Una remontada que es fruto de la vuelta de la actividad empresarial gracias al plan de desescalada establecido por las autoridades, el cual consta de 4 fases.

Un plan de desescalada que consistió en la vuelta paulatina de los empleados a sus puestos de trabajo en una proporción dependiente del tamaño de la empresa, en la apertura de comercios y transportes, así como de las fronteras internacionales y las actividades relacionadas con el turismo, como hoteles y restauración.

Todo esto ha dado buenos frutos, tal y como demuestran estas cifras:

  • El indicador mensual de acti­vidad económica (IMAE) co­rrespondiente a mayo 2020 registró una variación inte­ranual de -13.6%, mientras que en abril fue del -29.8% observado en abril, según el Banco Central de la Repúbli­ca Dominicana (BCRD).
  • Durante el primer semestre del 2020, los ingresos de remesas en República Dominicana alcanzaron los 737,9 millones de dólares en el mes de junio, un incremento del 25,7 % con respecto al mismo mes del pasado año, según el Banco Central de la República Dominicana (BCRD).
Firma digital de contratos

La República Dominicana está preparada para crecer desde lo digital

Dentro de este ambiente de recuperación, la República Dominicana parte con cierta ventaja respecto a otros países de América Latina, fruto de su buen hacer previamente al estado de crisis. De hecho, según refleja el centro de estudios The Economist Intelligence Unit (EIU), los países de la región que podrían recuperar a corto plazo su nivel de crecimiento anterior a dicha crisis son: Colombia, Chile, Perú, Paraguay, Uruguay, República Dominicana, Costa Rica y Panamá.

A esto debemos añadir que ha quedado claro que reforzar digitalmente todos los aspectos de la sociedad debe convertirse en una prioridad para las naciones, de forma que este cambio suponga una protección frente a posibles futuras situaciones de crisis como la vivida.

El Ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, como presidente del Foro de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI), realizó unas recientes declaraciones en las que afirmaba que los países con mayor grado de digitalización se adaptarán más eficazmente a la nueva normalidad.

Por tanto, si la implicación digital es clave para el crecimiento, la República Dominicana se encuentra excelentemente posicionada, tal y como se manifiesta en el informe de las Naciones Unidas donde se plasma que somos líderes en Centroamérica y el Caribe en lo que al uso de la Administración electrónica se refiere.

¿Cómo afecta esta situación a la firma digital de contratos?

Estas cifras alentadoras para la recuperación de la economía de la República Dominicana deben traducirse en un incremento del número de contratos a firmar, tanto laborales, como de establecimiento de nuevos acuerdos de negocio, como de las relaciones B2B (Business to Business) o los contratos de partnership.

Esta firma digital también puede emplearse por parte de los empleadores para cumplimentar ante la Administración los trámites requeridos para solicitar la suspensión de contratos anteriormente comentada.

Aquí merece la pena resaltar la oportunidad que se abre para muchos trabajadores informales que deseen regular su situación para poder acceder a ayudas públicas destinadas a mitigar los efectos de la crisis. Éste no es un tema menor, puesto que, según la Encuesta Nacional Continua de Fuerza de Trabajo, del Banco Central de la República Dominicana (BCRD), la informalidad laboral en 2019 fue del 54.8%, suponiendo un total de 2.58 millones de trabajadores.

Estas nuevas relaciones laborales y de negocio no sólo derivarán en la firma de documentos entre las partes implicadas, sino que también será necesario materializar ciertos trámites con la Administración Pública.

¿Qué conseguimos con la firma electrónica de todos estos trámites? Por una parte, en estos días se ha puesto muy en valor el poder realizar toda clase de procedimientos a distancia, obviamente como consecuencia de la limitación de movimientos establecida.

Además, los ciberdelincuentes están aprovechando esta coyuntura para intensificar sus ofensivas a ciudadanos y empresas, por lo que la firma digital también actúa como escudo ante estos ataques a la identidad digital, los cuales pueden llegar a ser realmente dañinos.

Por último, no debemos olvidar que estamos en tiempos convulsos en lo que aspectos laborales y de negocios se refiere, por lo que tampoco está de más contar con la firma electrónica como evidencia fiable en casos de algún conflicto legal.

Todo esto no hace más que afianzar aún más a la firma digital como una herramienta que, especialmente en estos días, puede facilitar la actividad diaria de empresas y de ciudadanos y, desde Viafirma, trabajamos para que así siga siendo.

¿Necesitas firma electrónica para tu empresa?

Viafirma, líder en latinoamérica de soluciones de firma digital y firma electrónica

Reserva cita

Contacta con nosotros