Para qué sirve la firma digital

La firma electrónica incrementa su presencia en la sociedad como resultado de la digitalización que está experimentando a lo largo y ancho del planeta. Es por este motivo que tenemos que conocer más en profundidad qué utilidad tiene este recurso para ciudadanos, empresas y gobiernos. Para ello os traemos este breve análisis de todo lo que se consigue con la adopción de la firma digital.

¿Por qué la firma electrónica? ¿Qué beneficios consigo con ella? Se seguirán preguntando con cierto escepticismo algunas personas que aún se encuentran en etapas iniciales de la evolución digital en la que estamos inmersos. Para despejar de la forma más eficaz posible esta incógnita, recomendamos la lectura del siguiente artículo, en el que se plasman las aplicaciones y ventajas más destacadas y comunes de la firma digital. A continuación vemos la utilidad de la firma digital para empresas, administraciones y para todos los ciudadanos.

Firma digital para optimizar la actividad empresarial

Sin duda alguna, la firma electrónica realiza un gran aporte en cuanto a la agilidad de las actividades empresariales. Esto la convierte en un recurso muy valioso para un entorno competitivo que se encuentra en constante cambio, impulsado en gran parte por la transformación digital.

La firma digital de documentos se adapta a cualquier tipo de modelo de negocio, lo que nos habla de su gran versatilidad y capacidad de adaptación a las peculiaridades de cada empresa, independientemente de la actividad que realice.

Esta cualidad también se ve reflejada en la utilidad que manifiesta para los diferentes departamentos dentro de una misma empresa, pudiendo ser útil para directivos, administrativos, contables, comerciales o miembros del equipo de recursos humanos, por mencionar algunos de los más comunes.

Con la firma digital las empresas son mucho más eficientes, realizando sus actividades documentales en mucho menos tiempo, eliminando cuellos de botella en procesos de firma en los que estén implicados varios agentes o que dependan de un cargo de alta responsabilidad con escaso tiempo disponible.

Con ello se consiguen resolver con diligencia acciones que pueden ser clave para la consecución de clientes, la satisfacción de los mismos o el cumplimiento de exigencias normativas, entre otras, mejorando las cuentas del negocio y evitando conflictos legales

Firma electrónica y la calidad de vida del ciudadano

Más allá del ámbito puramente empresarial y de la Administración Pública, los ciudadanos de a pie también pueden obtener múltiples ventajas del uso de la firma electrónica. En nuestro día a día, y en ocasiones muy puntuales, es bastante común tener que plasmar nuestra firma para diferentes fines.

Por ejemplo, es habitual que tengamos que cumplimentar gestiones con las entidades bancarias para abrir una cuenta corriente, solicitar un crédito o una hipoteca. También podemos emplear la firma digital para firmar una póliza de seguros o para realizar un trámite con la Administración o, incluso, cuando un repartidor nos hace una entrega y tenemos que firmar en una tableta especializada.

En muchas de estas circunstancias, si carecemos de la posibilidad de emitir una firma electrónica, tendremos que desplazarnos y presentarnos personalmente en el banco, en la oficina de la compañía de seguros, en la ventanilla de un órgano gubernamental, etc. Lo que nos puede hacer ausentarnos del trabajo unas horas o perder un tiempo que podríamos disfrutar de otro modo, así como los consecuentes gastos y molestias del desplazamiento.

Usos de la firma digital

Para agilizar trámites con la Administración Pública

Con anterioridad hemos mencionado el aporte que realiza la firma digital para la relación de la ciudadanía con el Gobierno, facilitando la vida de muchas personas, tanto en situaciones cotidianas, como en extraordinarias, como ha sido el caso de la restricción de movimientos por la coyuntura actual.

Esta aplicación de la firma electrónica para los trámites con entidades públicas también es extensible a las corporaciones privadas, las cuales, por su propia naturaleza y en función de su actividad, necesitarán estar en permanente contacto con la Administración para cumplir con sus obligaciones tributarias, aduaneras, administrativas o de cualquier otro tipo.

Por fortuna, y gracias al buen hacer de todos los agentes implicados en el gobierno electrónico dominicano, éste se encuentra en una posición de liderazgo en la región del Caribe y Centroamérica. Una conclusión extraída del Índice de Gobierno Electrónico en el Mundo (E-Government Development Index), elaborado por las Naciones Unidas.

En este documento se destaca el alto grado de participación de los componentes de la sociedad dominicana en las iniciativas de gobierno electrónico, lo cual habla mucho y muy bien de cómo se están haciendo las cosas por parte de los organismos públicos y del nivel de digitalización de la sociedad.

Para mejorar la seguridad de la identidad digital

La firma digital supone un importante refuerzo para la ciberseguridad personal, empresarial y gubernamental. Más aún en un momento histórico en el que se ha convertido en una necesidad de primer orden, con una gran parte de la población teletrabajando o pasando más tiempo en sus hogares conectados a internet.

De hecho, según Fortinet, República Dominicana sufrió más de 48 millones de intentos de ciberataques en el primer trimestre del año. Para luchar contra estas amenazas, el Gobierno dominicano está tomando acciones firmes junto al Centro Nacional de Ciberseguridad y el Centro de Respuesta a Incidentes Cibernéticos (CSIRT-RD) a la cabeza, además del Plan de Acción de la Estrategia Nacional de Ciberseguridad, aprobado en febrero de 2019.

Más allá de confiar en la buena voluntad y las efectivas acciones por parte de las entidades públicas, es más que recomendable tomar otras medidas, como es el uso de soluciones de firma electrónica. Estas conforman una defensa sólida para nuestra identidad digital, identificando inequívocamente a la persona firmante, eliminando el riesgo de fraude documental o de suplantación de identidad, entre muchos otros.

Sin lugar a ninguna duda, la implementación de la firma digital en todos los ámbitos sociales supone una mejora de las condiciones profesionales y personales de sus componentes. Con esta motivación desde Viafirma seguimos trabajando para que nuestras soluciones de firma electrónica sigan siendo un referente en la República Dominicana, apoyando a empresas, gobiernos y ciudadanos para conseguir una sociedad más ágil y segura a todos los niveles.

¿Necesitas firma electrónica para tu empresa?

Viafirma, líder en latinoamérica de soluciones de firma digital y firma electrónica

Reserva cita

Contacta con nosotros