6 beneficios de la biometría en grandes corporaciones

Las grandes empresas exigen constantemente la optimización de sus procedimientos, de forma que puedan obtener los máximos beneficios en un mundo cada vez más competitivo. La biometría puede marcar la diferencia que haga destacar una compañía de su competencia. ¿Cómo lo consigue? En este artículo os traemos 6 de las principales ventajas de las tecnologías biométricas para las grandes corporaciones.

Cada vez es más común usar técnicas de identificación que se basan en rasgos biométricos. Si nos detenemos a pensar, a lo largo del día desbloqueamos nuestro celular decenas o cientos de veces usando nuestra huella dactilar, o puede que accedamos a nuestro puesto de trabajo mediante ella o usemos nuestra voz para usar asistentes virtuales como Alexa, Siri, Google Assistant o Cortana.

Más allá del uso particular que hagamos de las tecnologías biométricas, las grandes corporaciones también pueden verse ampliamente beneficiadas de sus prestaciones. En este artículo desarrollaremos algunas de las ventajas que aporta la biometría para empresas de gran tamaño.

Situación del mercado de la biometría

Antes de entrar en los beneficios que ofrece la biometría en las empresas, echaremos un vistazo a la situación de esta tecnología desde un punto global y regional.

Para comenzar, podemos analizar las estadísticas ofrecidas por Global Markets Insights, que revelan que el mercado de la biometría crecerá hasta superar los 50.000 millones de dólares en 2024.

En el caso de Latinoamérica, se observa un impulso hacia el desarrollo de aplicaciones biométricas por parte de las empresas privadas, una iniciativa que supera a la de los propios gobiernos.

Aun así, dentro de los proyectos públicos relacionados con biometría, podemos mencionar el plan piloto llevado a cabo en Colombia por la Registraduría Nacional junto al Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT) para la validación de la identidad mediante biometría facial.

En la República Dominicana también se están implementando herramientas biométricas como el pasaporte electrónico, un sistema integrado de identificación ciudadana y depuración biométrica para que los agentes de policía puedan usarlo en cualquier lugar y momento, o el reconocimiento facial de pasajeros en aeropuertos.

Por último, en Argentina se ha desarrollado el Sistema de Identidad Digital (SID), que se encarga de validar la identidad de forma remota y en tiempo real mediante factores biométricos.

Beneficios de la biometría en grandes corporaciones

Agiliza procesos

Tanto a nivel personal como profesional, es habitual manejar una amplia variedad de aplicaciones y soluciones para cuyo acceso se nos exige una contraseña. Ni que decir tiene el riesgo que tiene usar un único password para todas o almacenar estas en un archivo en nuestro equipo o en la propia nube.

Además, cuando se tienen tantas contraseñas, es lo más habitual del mundo que se nos olviden, teniendo que invertir minutos en las operaciones de recuperación de estas.

Con los métodos biométricos de identificación eliminamos todos estos inconvenientes de una tacada. Simplemente con una acción que nos ocupa unos segundos nos habremos identificado, aportando un plus de agilidad difícil de alcanzar con otras técnicas de identificación.

Mejora la gestión del personal

Los departamentos de recursos humanos tienen mucho que agradecer a la tecnología biométrica. Son varios los beneficios que aporta, haremos mención de los más destacados.

Por una parte, optimiza el control de entradas y salidas de la empresa. Esto, pese a que en un principio se puede pensar que se trata de una medida de “espionaje” hacia el trabajador, repercute positivamente en ellos.

Esta mejor monitorización del flujo de empleados hace más preciso y registra fehacientemente las horas extra trabajadas. Además, evita el fraude relacionado con el hecho de fichar por otro compañero, una forma de absentismo que incrementa la carga de trabajo de los empleados que cumplen escrupulosamente con su función.

Biometría en grandes corporaciones

Seguridad

El aporte en ciberseguridad que trae la biometría es uno de los puntos fuerte de esta. El más evidente es que con ella nos cercioramos de que quien accede a un servicio es quien realmente debe hacerlo.

También podemos trasladar estos accesos biométricos al mundo físico, es decir, se puede emplear la huella biométrica como “llave” para abrir puertas o cajas de seguridad, por ejemplo.

Otro aspecto a destacar es que, para situaciones que requieran unas barreras de seguridad más elevada, se pueden combinar varios métodos de identificación biométrica, la conocida como biometría multimodal. Además, la opción de combinar biometría con otros métodos de autenticación, como un password o token, también es viable.

Administración y finanzas

La actividad de los trabajadores administrativos y contables de una empresa puede llegar a ser frenética. El movimiento de documentos y las operaciones financieras son una constante en estos departamentos.

Por este motivo, cobra aquí mucha fuerza todo el aporte en materia de agilidad que trae consigo la identificación biométrica.

Desde la perspectiva financiera, la biometría ha hecho evolucionar la relación de las empresas con las entidades bancarias. Muestra de ello es el análisis realizado por miembros de la Universidad de Oxford y MasterCard que concluye que el 93% de los usuarios de banca asimila que emplearán la biometría en sus acciones de pago.

Entre las soluciones biométricas con las que ya cuentan algunos bancos están la contratación de productos, pagos masivos, expedición de cheques, concesión de créditos, apertura de cuentas, de financiación o entregas de tarjetas.

Relaciones con la Administración Pública

Dentro de las tareas administrativas de las empresas, buena parte de estas están relacionadas con gestiones con entidades públicas estatales o regionales. ¿Cómo se está aplicando la biometría en este tipo de operaciones?

Las firmas electrónicas son una poderosa arma a la hora de agilizar las relaciones con la Administración, con el añadido que aporta en cuanto a movilidad y disponibilidad horaria. Las evidencias biométricas dentro de estas firmas proporcionan un amplio respaldo legal para las mismas.

Entre las pruebas que pueden adjuntarse a una firma electrónica tenemos la huella digital, la firma manuscrita, locución por voz o reconocimiento facial por foto.

Prestigio empresarial

Dentro de una sociedad cada vez más digitalizada en la que ciudadanos y empresas son más conscientes de las ventajas que aporta la transformación digital a sus vidas, disponer de soluciones biométricas puede conllevar considerables beneficios.

Transmitir el mensaje de que somos una empresa que incorpora y se adapta a las últimas tecnologías puede suponer un factor diferencial a la hora de conseguir nuevos clientes o partners estratégicos.

Por tanto, la biometría, además de tener un enorme potencial en el funcionamiento interno de la empresa, proyecta su influencia hacia toda la sociedad, por lo que ni mucho menos debemos descuidarla.

Definitivamente, cuando hablamos de biometría lo estamos haciendo de una serie de factores que las grandes corporaciones deberían considerar seriamente incorporar a sus estándares de trabajo. Y es que, aunque en un principio suponen una inversión importante, esta se verá altamente recompensada.

En Viafirma estamos muy al corriente de estos beneficios, por lo que incorporamos en nuestras soluciones características relacionadas con la biometría. Por ejemplo, podemos hablar de nuestro motor de firma digital, Viafirma Documents, que permite la incorporación de elementos biométricos como voz, huella o firma digitalizada a los documentos con los que trabaja, ayudando así a las empresas en su desarrollo y mejor eficiencia en su labor diaria.

¿Necesitas firma electrónica para tu empresa?

Viafirma, líder en latinoamérica de soluciones de firma digital y firma electrónica

Reserva cita

Contacta con nosotros